TERCER GRAN PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO GONZO

Este año nos sacudió hasta las entrañas. El terremoto de 8.2 del 7 de septiembre de 2017 en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, tuvo una feroz secuela de 7.1 en la ciudad de México el 19 de septiembre, treinta y dos años después de aquel que cambió para siempre la faz de la capital. Nos recordaron de la manera más brutal lo efímero de la vida y las siniestras coincidencias en un país de riesgos y tragedias continuas. Los daños materiales y humanos son incuantificables. Como país estamos marcados por una fatalidad que saca lo mejor de nosotros mismos a través de nuestra solidaridad ciudadana y testimonios que registran puntualmente nuestro aquí y ahora. Sin duda, esto influyó en la decisión de los jurados de este premio, que afectados por el movimiento telúrico que destrozó Juchitán y sus municipios vecinos, en Oaxaca, cometimos la equivocación de premiar una crónica que debió concursar en nuestra siguiente edición y no en esta. Este error no involucra al ganador, Rodrigo Islas Brito, que metió su crónica a concurso instigado por quien esto escribe. Mea culpa. Simplemente, se nos fue y no hubo dolo ni mala fe. Damos la cara y aceptamos nuestros errores, pues dentro de todo, este premio privilegia la calidad sin etiquetas ni imposturas, aunque estén fuera de tiempo.

Aprovechamos para reiterar que no somos apologistas ni imitadores de un estilo periodístico. El “gonzo” de Hunter S. Thompson, es para nosotros un punto de partida para detonar talento y premiar modestamente el esfuerzo de todos aquellos cronistas que consideran su oficio un arte mayor. “Gonzo” es también el genial personaje de los Muppets, el más extravagante y distinguido, solitario y alegre de todos, además de meterse en líos que nos identifican. Gonzo es además una variante del porno, la más cruda y directa de todas, sin albur.

Pedimos disculpas a las menciones honoríficas, todas ellas de excelente nivel: Eduardo HG con su estupenda exploración como mirón en la aún incipiente industria del porno chilango; Javier Ibarra con su vibrante panorámica del pasito “tun tun” en una pista de baile al aire libre de la decadente Plaza de la Ciudadela; Erick Baena Crespo y su perfil sobre un payaso a la Garrick en pleno dominio de su arte, Alejandro González Castillo y su retrospectiva sobre la banda punk rock más emblemática de la Ciudad de México y Jorge Alonso Espíritu que nos enseña con lujo de detalles cómo se cuidan las elecciones en una dizque democracia construida a punta de madrazos.

Disfrútenlas.

¡Postre o muerte!

Gonzo Istmo de Tehuantepec Juchitán Oaxaca Sismo