BICICLETAS Y OTRAS DROGAS

Se trata de una autobiografía a dos ruedas. El autor ha hallado la manera de explicarse a la luz de una larga sucesión de bicicletas que lo formaron, que le imprimieron carácter, que le cambiaron la vida. Resulta fácil escribir “una larga sucesión de bicicletas”, pero Garza se acuerda de la marca, modelo, tamaño, materiales y construcción de todas ellas. Es más: sabe qué le dio cada una y por qué. Más que un ensayo sobre bicicletas, este libro es una historia de amor, de encuentros y desencuentros, de luchas a brazo partido entre la realidad y el deseo, entre el presente en este lugar y aquel que está a la vuelta de la esquina —o del circuito, en el caso de Ciudad Satélite—, a unos segundos, minutos o años luz de distancia, donde todo es posible.

Además es una historia de aquella Ciudad Satélite en sus años dorados, cuyos circuitos formaban un laberinto de peligros y maravillas muy alejado del astro que lo mantenía en su órbita: la tremenda Ciudad de México, urbe que en estas páginas solo brilla fugazmente, eclipsada de modo casi total por un Satélite mítico, misterioso, profundo y entrañable. Estamos frente a un libro que retrata una época —sus manías y sus obsesiones— a través de la música, la ropa y todo aquello que ponía al autor a girar al ritmo de los 70, 80, 90, 00 y más allá. En este libro se explora el concepto de droga en un sentido amplio, no solo en el más pedestre como sustancia controlada, sino en aquel donde el cerebro es la farmacia más completa, maravillosa y mejor surtida. En el fondo, este es un libro que explora al ser humano en busca de trascendencia, de aquellas experiencias que, asimiladas, serían capaces de llevar a uno a otra parte.

Bicicleta CDMX Cohen Droga Satélite