AQUÍ NO ES MIAMI

Este es un libro de crónicas devastador, luminoso y emotivo. Con facilidad estruendosa no s lleva de la mano por toda una gama de sentimientos que van de la compasión al asombro, de la dulzura a la impiedad. Está escrito por una mujer universitaria, pero en realidad pareciese escrito por un sobreviviente o, digamos, por un ex convicto. El ojo de Fernanda Melchor es implacable. Mira por nosotros. Nos ahorra el trabajo de desplazarnos a Veracruz, y de atisbar en las oquedades más profundas de aquellos hombres fraguados en la lucha por la supervivencia.
Con la experiencia que la ficción literaria le da a un escritor ocupado en escribir y no en modelar bajo los reflectores, Fernanda Melchor va hurgando en la mentalidad de sus entrevistados, de los hombres que ve, de los hombres que escucha. Les extrae la polución que bulle dentro de ellos. Y con singular maestría pone a destilar su alma, hasta que revelan la pasta de la que están hechos.
Las perturbadoras crónicas de Fernanda Melchor dan cuenta de la degradación humana en uno de sus aspectos más sórdidos. Que la ignominia se manifieste en toda su crudeza.

Crónica Fernanda Melchor Muerte Veracruz Violencia